lunes, 11 de abril de 2011

the Waste Land

Nous vivons dans l'oubli de nos métamorphoses. P. Éluard.


Días y trabajo para todas las manos del mundo. Cadenas atadas al abril más cruel. Soy la mujer que no está, que no es, que nunca ha sido. Un cuerpo que espera. Un cuerpo que acaece. Somos terrenos baldíos buscando instrumentalizaciones. Soy cuerdas tendidas, cuerdas tensadas. Río y el mundo me da una bofetada. Lloro y la ciudad se ofrece azul. Días y trabajo para los resbalones en el Edén postindustrial; el cigarro se ha desdibujado. La calle es larga y hace calor. Creías haber leído todas las letras que merecían la pena. La ciudad es larga y tiene calor. Hoy las sombras en huelga-el descanso en huelga. Otro cigarro se ha incendiado. No hay porvenir en la metrópolis, pero aún te pueden decir la noche, ofrecerte el sueño y aniquilarte los párpados.

3 comentarios:

Amaia García dijo...

uno de los textos que mas me ha gustado, sera porque me he sentido identificada en él. muxu handi bat maitia

g dijo...

"lluvia de chinchetas"

Índigo dijo...

Más allá del cigarro que se consume y de la nada, todo puede pasar en la ciudad imaginada. Todo puede sorprender en la ciudad vivida, o visitada. Todo puede habitarnos estemos en Utrecht, dibujando terrazas y tés en los tejados de antiguas casas estrechas... o en París.

Licencia de Creative Commons
This obra by Mayte Cantero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.