domingo, 2 de enero de 2011

LA LETRA (o la razón encandilada)



[Paul Delvaux. Le miroir, 1936]



¿Por qué? Yo no entiendo ni el qué ni el cómo pero el porqué me es obvio: escribo porque la vida me da razones para matarme y herramientas para redimirme, escribo por todo el material que no quiero otorgar al olvido: imágenes, verbos, situaciones, sintagmas, copas de vino. Escribo porque el deseo y la rabia transfiguran la sintaxis y el léxico, porque la palabra transfigura la ciudad y la ciudad merece ser leída por ojos de ojos, y juzgada por manos que sostuvieron manos que, a su vez, agarraban manos. Escribo porque imploro, lloro, quemo, me arrodillo, jodo, destruyo, necesito, respiro.

3 comentarios:

igu* dijo...

me ha encantado el articulo del pais semanal tb :D:D pero el tuyo mas!!!

Mayte dijo...

gracias Igu :)
un placer saber que enredas por aquí!

Índigo dijo...

La letra y la razón encandiladas al leerte, porque vibras, porque sientes, porque eres y porque escribes y porque, al escribir, te acercas y estás. Un abrazo y gracias por tus palabras aquí y allá.

Licencia de Creative Commons
This obra by Mayte Cantero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.